El niño Piscis

El niño Piscis posee antenas receptivas que captan todo lo que pasa a su alrededor en el mundo visible e invisible.
Intuitivamente, sabe si gusta o si es rechazado. De entrada, vive en un estado tal de ósmosis y fusión con su madre, en cuyo vientre se habría quedado encantado, y luego con su entorno relacional y físico, que aspira durante toda su vida a encontrarlo de nuevo, casi siempre a pesar suyo o inconscientemente.
Ello explica su naturaleza angustiada, su frágil vitalidad, sus emociones exacerbadas, que compensa mostrando una gran capacidad de adaptación de cara a los demás o aprovechando desde muy pequeño su don innato de comprender y participar en las penas y alegrías de los demás.
Hipersensible, tiene una personalidad potencialmente rica y abundante. Hay que ayudar a este niño a dar un sentido a su vida. En efecto, sin una motivación específica, sin un objetivo, sin disciplina, sin discernimiento, corre el riesgo de ahogarse en sí mismo, haciendo que sus cualidades y dones queden en estado letárgico. En cambio, si logras situarle en un marco, será capaz de realizar grandes cosas, tanto para él como para los demás.

Volver al Signo Piscis

Opina

*

Mobile Theme Switch DEBUG
Current Theme : eleven40
Checking rule
+ Source : Mobile
+ Theme : mobi
Check if isMobile() : false
Rule not valid.


Theme To Be Used : eleven40